Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

A un año de la aprobación de la Reforma de Pensiones se pueden observar beneficios a la ciudadanía

hew

En el marco del cumplimiento del primer aniversario de la aprobación de la Reforma de Pensiones impulsada por la Iniciativa Ciudadana de Pensiones (ICP) integrada por Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (ASAFONDOS), El Comité de Trabajadores en Defensa de los Fondos de Pensiones (COMTRADEFOP) y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), se pueden observar avances positivos para los salvadoreños, pero aún hay retos para lograr todos los objetivos de la reforma previsional.

Entre los beneficios podemos mencionar la creación de la garantía solidaria (CGS), que empezó a acumular recursos en noviembre de 2017, y a efectuar pagos desde enero de 2018, a mayo de este año mostró un saldo neto de US$77.4 millones. Esta cuenta es sagrada, porque se ha creado con una finalidad muy especial, pues se usará para pagar las pensiones de los afiliados después de 20 años de su jubilación, por eso las pensiones ahora son vitalicias.

Otro avance es la reestructuración de la deuda que el Gobierno tiene con los fondos de pensiones, ahora esta deuda paga una tasa de interés mejor, la cual irá aumentando hasta alcanzar 4.5% en 2022; al ser la principal inversión de los fondos de pensiones, esto mejorará su rentabilidad y, por ende, las pensiones de los afiliados serán mejores en los años venideros.

Con la reforma también empezaron a operar nuevos beneficios, como el anticipo de saldo; se estima que hasta julio de 2018, alrededor de un 16% de los afiliados con acceso a solicitar el anticipo de saldo, lo han requerido a las AFP, y han retirado aproximadamente un 16.6% del monto del ahorro que pudiesen haber utilizado. Este es un beneficio que se puede usar gradualmente; en los años venideros más afiliados tendrán la opción de usar su ahorro.

Retos pendientes

Para facilitar la aplicación de la reforma, la Ley facultó al Banco Central de Reserva y a la Superintendencia del Sistema Financiero para actualizar o emitir las normas técnicas pertinentes o las resoluciones expeditas necesarias para el funcionamiento del sistema de pensiones (plazo de 180 días); sin embargo, esta tarea aunque registra avances importantes, no está concluida, aún faltan las reglas operativas para llevar a la práctica aspectos claves de la reforma, tales como: el Comité Actuarial; los mecanismos de cobro de las cotizaciones que presentan atrasos; el ahorro  previsional voluntario; divulgación de información; multifondos; la recaudación, acreditación de cuotas y estados de cuenta.

Además, para efectos de mejorar la cobertura, está pendiente de efectuar el cruce de bases de datos de afiliados al Sistema de Pensiones con la correspondiente al Instituto Salvadoreño del Seguro Social, este tema es importante, ya que se podrían incluir en el sistema de pensiones a personas que solo cotizan al ISSS.

Como se advierte, quedan desafíos por delante para que la reforma aprobada hace un año alcance una implementación plena. El sistema de pensiones debe monitorearse periódicamente para irlo mejorando y fortaleciendo, por eso es muy importante la labor que realizará el Comité Actuarial.

Los recursos de esta cuenta también sirven para pagar una parte de la deuda pública previsional y de esta forma se otorga un alivio al gasto público. Bajo las nuevas condiciones de esta deuda reestructurada (los CIP) se ha suavizado el costo para el Estado, lo que implica que el monto de flujos de pago es menor. En los primeros 7 meses de 2018, el gasto público en pensiones registró US$94.9 millones menos que el monto observado en el mismo período del año anterior; sin embargo, el déficit fiscal aumentó, en razón de que otros renglones del gasto excluyendo pensiones crecieron un 14%, lo que implica que este año se perdió la oportunidad de fortalecer las finanzas públicas con el ahorro generado a partir de la reforma de pensiones. Esta situación no debe continuar, es necesario aprovechar este ahorro para fortalecer la situación de las finanzas públicas.

En la búsqueda para cuidar y proteger las pensiones de los trabajadores las cuales constituyen su ingreso para su sustento diario cuando estén fuera del mercado laboral, es necesario que todas las fuerzas de la sociedad estén pendientes de que se cumplan todos los objetivos de la reforma del Sistema de Pensiones salvadoreño.

Share