Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

Un panorama económico diferente

Autor: 
DEC
Fecha: 
Lun, 04/30/2018

El pasado 23 de marzo el Banco Central de Reserva (BCR) publicó un nuevo sistema de cuentas nacionales, año base 2005 y año de referencia 2014 (el anterior era base 1990), revelando un panorama económico diferente; implica un cambio de metodología y el uso de estadísticas básicas actualizadas para medir la economía. La difusión de las nuevas cifras era una imperiosa necesidad desde hace varios años, para el análisis económico y de la política pública, ya que el sistema anterior estaba obsoleto, era como analizar la economía con el lente equivocado; la publicación había sido recomendada en 2016 por el Fondo Monetario Internacional y el año siguiente por FUSADES. Es un proyecto  que el BCR inició en 2005, pero su ejecución se retrasó por varios años, por razones poco claras.

Como ya se había anticipado, el producto interno bruto (PIB) es más pequeño que el obtenido con la metodología anterior y su composición cambió. Por ejemplo, para 2017, la estimación del producto nominal con el nuevo sistema es US$24,805.4 millones; en cambio, con el anterior era US$27,407 millones (aproximadamente 10.5% inferior). Las diferencias que se observan a lo largo de la serie se derivan de hechos económicos que el sistema anterior no recogía -cambios en la participación de los sectores en la economía, en los costos de producción, en la demografía, deficiencias de estadísticas básicas-. También cambiaron las tasas reales de crecimiento del PIB; durante 2010-2017, el crecimiento real promedió 2.55%, en cambio, con la medición anterior era 1.98%. En todo caso, ha sido insuficiente para crear más fuentes de empleo y mejorar el bienestar.

Una economía más pequeña tiene varias implicaciones, como el cambio en las relaciones que se calculan usando como denominador el PIB. Por ejemplo, en el sector fiscal, utilizando el nuevo PIB para calcular algunos ratios de 2017, cuando se comparan con los computados anteriormente, se observa que la deuda del sector público no financiero se expandió a 71.6% desde 64.6% con el anterior, implica que El Salvador está más endeudado de lo que se pensaba, siendo relevante de cara a la sostenibilidad de la deuda; los ingresos tributarios también aumentan a 17.8% (16.1% el anterior), y para 2016 este ratio es 17.4% (15.5% el anterior), posicionando al país favorablemente en relación con el promedio de América Latina (15.8%) y cercano al promedio de América del Sur (17.6%), según datos de la Comisión Económica de América Latina y el Caribe .  

Las nuevas cifras dibujan un panorama más aproximado a la realidad de  la economía, por  lo que es positivo que se haya desarrollado este cambio metodológico; el desafío es que no se vuelvan obsoletas. Con tal  propósito es necesario que  la Dirección General de Estadística y Censo, actualice periódicamente las estadísticas básicas, económicas, censales y poblacionales, ya que son un insumo necesario para que las cuentas nacionales y otras estadísticas no se desfasen, que sean confiables y cumplan requisitos de calidad e integridad. 

____________________________________________________________________________________
[1]
Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe, 2017. CEPAL.

Editorial publicado en la Revista El Economista edición abril-mayo 2018, www.eleconomista.net

Share

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.