Suscríbase a nuestro boletín mensual INFÓRMATE, para recibir nuestros documentos digitales y lo más reciente de FUSADES.

Suscríbase

Entorno económico 2018, en medio de discutir y tomar grandes decisiones

Autor: 
DEC
Fecha: 
Mié, 01/24/2018


El entorno internacional seguirá siendo favorable para El Salvador, el cual le permitirá impulsar el desempeño económico, pero el país no se ha preparado para aprovecharlo de mejor manera. El principal socio comercial es Estados Unidos, sus perspectivas han sido revisadas hacia arriba, la Reserva Federal proyecta un mayor crecimiento de 2.5% para el 2018 y una caída en la tasa de desempleo a 3.9%. Estas variables incidirán positivamente en una mayor demanda de las exportaciones salvadoreñas, y mantendrán un ritmo de envío de remesas al país. Por su parte, Centroamérica continuará con un crecimiento alto de 4.1% en 2018, generando el mismo efecto positivo sobre la demanda de productos salvadoreños.

El BCR proyecta un crecimiento de 2.5% para el 2018, el cual sería nuevamente el más bajo de Centroamérica, y sigue reflejando que la economía local enfrenta fuertes frenos internos, que no le permiten aprovechar su potencial. Desde 2009, El Salvador experimentó la alternancia democrática llegando a la Presidencia el FMLN, institución que planteaba en sus planes quinquenales el diálogo, la recuperación del crecimiento, empleo, reducción de la pobreza, estabilizar la macroeconomía, y mejoras en la institucionalidad. Han pasado ocho años de gestión en el Ejecutivo y los resultados no corresponden a las promesas: i) el diálogo público-privado, ha sido infructuoso, el último esfuerzo del año pasado en el marco de  la conmemoración de la firma de los 25 años de paz, el cual era apoyado por Naciones Unidas se interrumpió y se sumó a otro de los intentos fallidos; ii) el crecimiento económico se mantiene bajo y ha sido el menor de la región; iii) cada año ingresan a buscar trabajo 54,500 salvadoreños, pero el empleo formal aumenta poco, ya que sólo 1 de cada 5 encuentra una oportunidad laboral formal; iv) la tasa de pobreza 32.7% del 2016, fue la misma que hace una década atrás; v) las finanzas públicas se han deteriorado, llegando a “Selective Default” por S&P, pero con la reforma de pensiones la subió a CCC+; y v) la institucionalidad se ha deteriorado, de acuerdo al Foro Económico Mundial 2017/2018, los principales problemas para hacer negocios son la elevada delincuencia, la corrupción, la burocracia ineficiente, la inestabilidad política, etc.  

El Salvador experimentará elecciones para diputados y alcaldes en marzo 2018, y para Presidentes en 2019. Este importante periodo de la joven democracia salvadoreña, debe ser aprovechado para evaluar exhaustivamente lo realizado versus lo prometido, sobre esa base los candidatos para cargos de representación popular, deberían realizar sus propuestas de políticas públicas, para que la población pueda disponer de la mejor información y seleccione aquellas que considere más acorde a sus expectativas y necesidades. 

• Editorial publicado en la Revista El Economista, edición regional enero-febrero 2018,  eleconomista.net 

Share

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.